Servicios digitales para la industria azucarera

Gracias al desarrollo de un hardware, BMA da un gran paso hacia el ingenio interconectado

Desde el año 2018 BMA trabaja en la estrategia de digitalización smart4sugar para interconectar el ingenio digitalmente. El objetivo: acceder a los datos de las máquinas y de producción en cualquier momento y desde cualquier lugar, detectar potenciales e incrementar la eficiencia del ingenio. Para ello desarrollamos un hardware propio como interfaz para la nube Azure de Microsoft. En la entrevista Thorben Förster (jefe del Departamento de Informática, BMA AG), Kristin Odörfer (Senior Manager Digital Sales, BMA AG) y Kevin Heyland (socio de DEVDEER GmbH) explican cuánto ha avanzado ya el desarrollo del ingenio digital, qué pasos hay pendientes ahora y por qué son tan importantes las opiniones cliente de la industria azucarera.

Entrevistados

Kristin Odörfer (BMA AG)

Kristin Odörfer es Senior Manager Digital Sales de BMA y el punto de unión entre la Dirección, el Departamento de Ventas, el Departamento de Informática y los proveedores de servicios de desarrollo. El la directora del proyecto de smart4sugar.

Thorben Förster (BMA AG)

Thorben Förster dirige el Departamento de Informática de BMA, así como coordina y planifica las actividades digitales. Entre estas, se encuentra la introducción de Sharepoint.

Kevin Heyland (DEVDEER)

Kevin Heyland es socio de DEVDEER GmbH de Magdeburgo. Como Product Owner Proxy es el punto de unión entre la gestión de producto de los clientes y la gestión de proyecto.

¿De dónde proviene el enfoque de hacer que aparatos y máquinas sean más inteligentes? 

Förster: Desde hace varios años reina un gran optimismo en el mercado del que son responsables la interconexión y digitalización de las máquinas. Hemos identificado esa tendencia, la hemos integrado en el desarrollo de máquinas y equipamientos y hemos desarrollado una estrategia a partir de ello. Una parte de la estrategia consiste en interconectar el ingenio digitalmente en un futuro próximo. Ya a finales de 2017 tomamos la decisión de que queríamos avanzar en esa dirección.  

Odörfer: No lo hacemos para nosotros, sino, sobre todo, para nuestros clientes. Para ellos es importante poder registrar y evaluar los datos. Por tanto, hemos decidido poner las necesidades del cliente en primer plano. BMA es un importante socio de la industria azucarera en todo el mundo. Se espera de nosotros que nos ocupemos de estos temas. 

Heyland: Hay más de un enfoque para hacer que los aparatos y las máquinas sean más inteligentes. El campo de la digitalización es enorme. De ahí que sea aún más importante tener siempre presentes las necesidades del mercado y, dado el caso, adaptar y mejorar la estrategia sobre esa base. Queremos tratar eso de la forma más ágil posible. Orientar los procesos de desarrollo de hardware a los rápidos ritmos del desarrollo de software es tanto un gran desafío como una enorme oportunidad para la ingeniería mecánica. 

¿Por qué necesita BMA un gateway para smart.monitoring? 

Odörfer: Dicho de forma sencilla: porque los datos quieren transmitirse desde las máquinas. El gateway es la interfaz del equipamiento en la nube. El gateway tiene una tarjeta SIM integrada, o bien está conectado mediante LAN a la planta de producción.  

Heyland: Especialmente, el servicio digital smart.monitoring solo funciona mediante datos de maquinaria y depende de que estos puedan enviarse en directo a la nube en todo el mundo. Por decirlo así, el gateway es el corazón de smart.monitoring. La interconexión digital abarca desde la ubicación de la instalación hasta la puesta en marcha del aparato sobre el terreno por parte de los empleados. El acceso a los datos sin importar el lugar es importante en caso de que ningún técnico del Servicio Posventa de BMA puede viajar debido a las restricciones de movilidad. Algo que estamos viviendo actualmente debido a la pandemia de la COVID-19.  

¿Hubo problemas para encontrar un gateway adecuado en el mercado? 

Förster: De hecho, tuvimos dificultades para encontrar un gateway que sirviera como interfaz entre nuestra máquina o terminal y la nube Azure de Microsoft.  

Heyland: Para implementar los requisitos específicos se necesita un gateway que pueda conectarse «Out of the Box» y que esté hecho exactamente a la medida de las características de la nube Azure de Microsoft. Los datos se tratan internamente en la nube antes de que lleguen a smart.monitoring y se muestren. No hay ningún gateway ya listo para ello, ya que les falta la gama de prestaciones necesaria. De modo que hasta ahora hay muchos aparatos sin la compatibilidad suficiente con la nube Azure de Microsoft o, al menos, no se adecúan a nuestras exigencias. 

¿Qué se ha echado en falta en concreto?  

Förster: Para abreviar: hemos buscado una interfaz para nuestras máquinas para facilitar la conexión y control directos en la nube Azure de Microsoft. Con el software y el hardware del mercado no se podían cumplir estas exigencias. El punto decisivo es que, junto con el intercambio de datos, queríamos realizar también la gestión de aparatos: todo en un equipo. Tampoco nos convencían los niveles de seguridad de los fabricantes de gateway del mercado. Queríamos ofrecer a nuestros clientes la máxima seguridad. 

Odörfer: Una exigencia importante que no podía cumplirse era la compresión de los datos. Se envían muchos paquetes de datos a través de la interfaz y, naturalmente, eso reduce el ancho de banda de la conexión. Los aparatos que se probaron no ofrecían esa función. 

Heyland: Además, debemos garantizar que los datos se enviaran de forma segura a todos los sitios. BMA construye grandes instalaciones para la industria azucarera de todo el mundo. Esto quiere decir que la infraestructura para el intercambio de datos no presenta el mismo nivel de estándar en cada país del mundo, no obstante, el intercambio debe funcionar en todas partes. 

¿A qué conclusión han llegado después de todas esas experiencias?  

Förster: Probamos distintos aparatos, pero no podían satisfacerse todas nuestras exigencias. El sondeo duró casi dos años para constatar que no avanzaríamos con los aparatos disponibles. Estábamos muy insatisfechos con esta situación. 

¿Cuál fue la solución? 

Förster: En el transcurso de los dos años hemos obtenido verdaderos conocimientos especializados, de modo que no hemos fracasado a causa del problema, sino que más bien hemos madurado. Tomamos la decisión de desarrollar y construir nosotros mismos la interfaz: esa era la solución. 

Heyland: Al final, el desarrollo propio y la implementación fueron bastante más rápidos. El trabajo comenzó en mayo de 2020. Junto con BMA, en el transcurso de pocos meses pudimos desarrollar un aparato hasta estar listo para comercializarse. Como meros desarrolladores de software decidimos incluirnos también en el desarrollo de hardware, así como diseñar y fabricar el aparato. Ya en la fase temprana de orientación demostramos que BMA puede confiar en DEVDEER, puesto que el desarrollo de un gateway desde cero también conlleva un riesgo. El hardware se ha integrado sin problemas en las instalaciones de BMA. De esta forma podemos asegurar el concepto «Plug & Play», es decir, conectar rápidamente y poner en marcha el aparato sin una laboriosa configuración. Además del desarrollo de software, también nos decidimos a fabricar el gateway por nuestra cuenta. 

Odörfer: Con el transcurso del tiempo BMA ha ido ganando distintas competencias especializadas. No solo hemos desarrollado un gateway en coordinación con DEVDEER, sino que al mismo tiempo hemos creado una interfaz que asegura el intercambio de datos con la plataforma Azure de Microsoft y, con ello, ahora también nosotros jugamos un papel importante en este ámbito. Eso es justo lo que refleja la estrategia de plataforma de smart4sugar. Trabajamos con un solo sistema y evitamos la gran variedad de distintas plataformas.

¿Cuáles fueron los pasos importantes al desarrollar el gateway para el uso internacional? 

Förster: Fueron necesarios varios pasos tanto en lo que respecta al software como al hardware. Creamos la primera base y otros desarrollos con DEVDEER como desarrollador. A esto se añaden exigencias que atañen al hardware: certificaciones, integración de tarjetas SIM y mucho más. Hemos dividido el proyecto en dos categorías, entre ellas, la comunicación del gateway con el PLC de la máquina. Los compañeros del Departamento «Automation» han asumido esta tarea. DEVDEER es responsable de la conexión y la comunicación con la nube Azure de Microsoft. Aquí también se incluye la visualización de un panel de control para el cliente final. Este proceso de desarrollo duró dos meses. 

¿Cuál es el estado actual?

Förster: Entre tanto ya hemos desplegado la segunda fase de desarrollo del gateway. Mejoramos continuamente las funciones del software. Además, obtenemos las opiniones a través de los aparatos que ya están en uso. Esta experiencia se integra en el perfeccionamiento.  

Odörfer: Hemos puesto el producto en línea y estamos en estrecho contacto con nuestros clientes precursores. Actualmente observamos el comportamiento de uso de smart.monitoring con mucho detalle para aprender de la experiencia. 

Heyland: Cuando hoy echamos un vistazo a smart.monitoring, pienso que hemos conseguido mucho. La complejidad que tuvimos que afrontar al principio y con la que aún lidiamos es un gran desafío que todavía está lejos de finalizar. El desarrollo de software es un proceso continuo. Hasta hoy estamos trabajando estrechamente con el Departamento de Investigación y Desarrollo de BMA para que los datos del panel de control sean aún más exactos y fiables. Dos años para un proyecto de desarrollo de software es con toda seguridad un período de tiempo inmenso para BMA, pero no es inusual para nosotros como desarrolladores de software. Sobre todo, cuando crece y madura gracias a las opiniones reales de los usuarios. El proyecto smart4sugar no solo es un proyecto muy importante para BMA, sino para la industria azucarera en su conjunto. Consta de varios proyectos parciales, de los cuales el panel de control smart.monitoring es solo una pieza. Las primeras reacciones son muy prometedoras, nos dan impulso e indican que estamos en el camino correcto. 

¿Cómo se continuará en el futuro? 

Odörfer: En el futuro queremos crear un portal de clientes en línea. En ese portal se consignan todos los servicios digitales como la tienda web, el configurador y los datos del contrato. Además, se interconecta más equipamiento. Es decir, smart4sugar no solo se utilizará para centrífugas, sino que en el futuro incluirá todos los equipamientos de un ingenio.  

Heyland: Es un momento importante para smart.monitoring, ya que obtenemos valiosas opiniones y datos de los clientes y, con ello, se descubre una ingente variedad de potenciales. Durante los últimos meses se centró la atención en la implementación de servicios remotos para que los clientes de BMA, a pesar de las limitaciones de movilidad y cierres, puedan decidir y actuar de forma independiente y estando informados. Algunas características futuras importantes dependerán de otros factores que no se encuentran en el mero desarrollo de software. A este respecto, deberán ajustarse o sustituirse los sistemas existentes para poder conectarlos a smart4sugar, tratarse las fuentes de recursos digitales e implementarse los procesos de campos como compras, logística y control de forma ágil y digital. Aún queda mucho por hacer y eso es bueno. 

¡Muchas gracias por la charla!

Julius Kröger