Todo listo para la nueva campaña

BMA suministra un secador por evaporación de lecho fluidizado en Ucrania

La empresa ucraniana PAO Salivonkovsky Sugar Factory se había fijado el objetivo de modernizar su instalación de secado para pulpas de remolacha, integrar un nuevo secador por evaporación de lecho fluidizado y aumentar la capacidad de procesamiento de remolachas. Muchos deseos que traen consigo toda una serie de preguntas.
 
Para encontrar las respuestas a las cuestiones básicas, BMA recibió el encargo de elaborar un amplio estudio de la energía a mediados de 2016. Tras realizar el inventario y la evaluación de las capacidades, pudimos mostrar medidas realistas para aumentar la capacidad de procesamiento para las remolachas azucareras de 6.630 a 7.200 t/d. También se incluyó en el estudio la integración de un secador por evaporación de lecho fluidizado (WVT) para secar las pulpas de remolacha.

Cálculo del potencial de ahorro

Tanto para el estado real anterior como para el concepto de ampliación con WVT integrado hemos elaborado primero el balance de masas y, a continuación, el energético. La atención principal se dirigió a determinar la demanda actual de energía y las posibilidades para reducir el consumo de energía en el contexto de las medidas de ampliación planificadas. Contraponiendo los balances pudimos mostrar el potencial de ahorro y los pasos necesarios.
 
El resultado del estudio condujo a la decisión de integrar un WVT de tamaño 10 en el ingenio. El lugar adecuado para este gran recipiente a presión se encontró rápidamente: el edificio para el lavado de remolachas. El obsoleto lavado de remolachas, que hasta ese momento se encontraba al principio de la cadena de procesos, se desmontó para hacer sitio al WVT. Su tarea: secar las pulpas de remolacha al final del proceso de producción, las cuales se convierten después en pienso mediante prensas de pellets.

 

Todo de un solo proveedor

BMA no solo recibió el encargo para fabricar y suministrar el WVT-10, sino también para supervisar el montaje de los elementos agregados como alimentadores de disco rotatorio y otros grupos auxiliares. BMA también elaboró la ingeniería (entre otras cosas, la planificación del emplazamiento y las tuberías), la especificación de valvulería y las planificaciones para la instalación eléctrica de mando. 
 
El aseguramiento de la calidad jugó un papel importante en la fabricación, especialmente, para garantizar la precisión de las piezas y el cumplimiento de las tolerancias. Esto permitió un desarrollo correcto del montaje, que fue supervisado constantemente por el jefe montador de BMA: pieza a pieza pudieron unirse los segmentos y soldarse entre sí. Al mismo tiempo que avanzaba la construcción de la envoltura del depósito, el sobrecalentador de dos piezas se equipó sobre el terreno con las tuberías para, tras finalizarlo, meterlo en la envoltura del recipiente a presión.

 

La puesta en servicio da justo en el blanco

Después de estar certificadas sin irregularidades las pruebas hidrostáticas necesarias, era el turno de la puesta en servicio. Junto a los especialistas para el WVT de BMA, también había un programador de BMA sobre el terreno. Como preparación para la puesta en servicio hemos puesto en práctica con antelación la programación, la visualización y las últimas comprobaciones con el fin de estar listos a tiempo para el inicio de la campaña.
 
Inmediatamente después del inicio de la campaña 2019, el WVT se puso en funcionamiento. Con este pudo integrarse una instalación de secado para pulpas prensadas orientada a la mayor capacidad de procesamiento de 7.200 t/d de remolachas. Con su capacidad de procesamiento nominal de más de 66 t/h de pulpas prensadas y la capacidad de evaporación de agua de más de 47 t/h pueden secarse todas las pulpas prensadas del ingenio.

Klaus Nammert
Athor of this article