Part of an OVC on site in Mexico

Puesta en marcha de la primera VKT en México

La instalación de una VKT para producto C cierra el último hueco

México es considerado como un innovador entre los países productores de azúcar de América Latina. Está comprometido con las nuevas tecnologías y siempre interesado en posibilidades para mejorar el proceso de producción a través de la optimización del consumo de energía y del aumento del rendimiento en azúcar: con la ayuda de BMA.

Efectivamente, México es el país latinoamericano en el que los equipamientos de BMA juegan por tradición un papel importante. El cristalizador-enfriador (OVC), el mezclador de melaza y masa cocida (MMM; nuestra solución para el calentamiento de la masa cocida), la bomba de masa cocida: estos equipamientos se adaptan perfectamente a las centrífugas continuas tan populares en México. La noticia de la capacidad de rendimiento de esta tecnología se ha ido extendiendo con tanta rapidez que, en la actualidad, ya se han instalado 13 OVC en América Latina, nueve de ellos en México. 

Solo faltaba la torre de cristalización (VKT). El Grupo Piasa decidió en mayo de 2018 completar los cristalizadores-enfriadores OVC en el ingenio Adolfo López Mateos con la torre de cristalización continua ultramoderna de BMA para la estación de cristalización de producto C.

A plena potencia

Una VKT está formada por cuatro cámaras de cristalización separadas, dispuestas una encima de otra (cámara de vapor vegetal y calandria con fondo de salida de doble cono). Cada cámara posee su propio agitador; la presión de vapor de calentamiento, la presión de vacío y el contenido de materia seca se pueden controlar individualmente. De esta manera es posible limpiar una cámara sin que se produzcan repercusiones negativas en el rendimiento. 

La masa cocida fluye desde arriba hacia abajo, con un crecimiento homogéneo de los cristales en cada cámara. La adición del licor de alimentación a cada cámara se controla automáticamente a través del valor nominal necesario de la materia seca en las distintas cámaras. Solo la cámara más alta se llena con pie de templa (o la segunda, si la primera está siendo limpiada), proporcionalmente al volumen completo de licor de alimentación. Esto permite conseguir un tamaño uniforme de los cristales en la masa cocida que se extrae de la última cámara.   

Con el diseño de la cámara y del agitador se consigue una excelente circulación de la masa cocida. Por este motivo y debido al bajo nivel en las cámaras solo se requiere una reducida presión de vapor de calentamiento.

Muchas ventajas en la instalación

Con su funcionamiento continuo, la VKT asegura la toma uniforme del vapor de calentamiento de los evaporadores, del licor de alimentación y del pie de templa, así como una producción constante de condensado y masa cocida en función de la necesaria capacidad de procesamiento. Además, ofrece enormes ventajas en la instalación: no necesita ninguna estructura de acero adicional, ocupa poco espacio y se puede instalar en el exterior. 

Las grandes ventajas de la VKT y su flexibilidad operativa fueron motivos esenciales para el Grupo PIASA, uno de los pioneros en México, para diferenciarse claramente del estándar: el cliente eligió la instalación de una VKT de 4 cámaras para cerrar así su último hueco. Ahora, el procesamiento de azúcar C en el ingenio Adolfo López Mateos del Grupo Piasa se realiza exclusivamente con equipamientos de BMA.

Maria Cramer
Autor del artículo