Más rendimiento, menos complejidad

BMA moderniza la estación de fabricación de Nordzucker en Örtofta

Nordzucker ha finalizado la producción de azúcar refinado en la sede de Arlöv y la ha trasladado a Örtofta. Allí, en el sur de Suecia, la estación de fabricación se está ampliando y modernizando con el apoyo activo de BMA. 

BMA recibió la documentación con la solicitud a mediados de 2017. Esta incluía la sustitución de las centrífugas discontinuas para incrementar la capacidad de procesamiento de la masas cocidas R1, A y B. También formaba parte del pedido una instalación de secado y enfriamiento de tambor para el flujo de azúcar R1 y A integrado en un tornillo sin fin transportador. 

Flujo de azúcar más uniforme, menos picos de tensión

Las dos centrífugas de producto R1 y las cinco centrífugas de producto A están conectadas entre sí mediante un tornillo sin fin de descarga común. La descarga óptima y uniforme de las centrífugas garantiza el control adicional de secuenciación, que se encarga de la mejor superposición posible de las rampas de arranque y de desaceleración. Además del flujo de azúcar uniforme a través del tornillo sin fin de descarga, también se evitan así los picos de tensión de la red eléctrica de la fábrica en la mayor medida posible. El control de secuenciación también garantiza esto para las tres centrífugas dedicadas al procesamiento de masa cocida B, que se aúnan en un grupo de secuenciación separado. El control de secuenciación y los controles individuales de las centrífugas se comunican a través de un bus de datos con el sistema de control Foxboro de la fábrica.

Para reducir las cantidades de agua de lavado, todas las centrífugas están equipadas con sensores especiales. La alimentación de agua ya no se inicia en un momento fijo programado. Ahora tiene lugar dependiendo de un determinado grado de la salida de mieles. Sigue siendo posible la ayuda que ofrece una ventana de tiempo amplio que abarca todas las variaciones, no obstante, ya no es necesario.

Una gran ventaja adicional: centrífugas fabricadas en acero inoxidable

Más allá del estándar de material habitual hasta ahora, todas las centrífugas están fabricadas casi por completo en acero inoxidable, lo que también incluye los soportes del motor. Los pintados resultan innecesarios y se descartan las impurezas del producto debido a partículas de pintura.

Durante el desarrollo del proyecto se debatió acerca de las potencias de accionamiento de las centrífugas para los productos y las correspondientes cantidades de los mismos. Por supuesto, se incluyó también el importante aspecto de la capacidad de reserva. Una solución sencilla que también simplifica el almacenamiento de repuestos: desde el producto R1 al producto B las diez centrífugas están equipadas con el mismo motor. El hecho de que solo con ello se alcance una capacidad de procesado que, especialmente en el caso de los productos A y B, supera ampliamente lo necesario, constituye el efecto secundario más favorable.

Sin necesidad de un enfriador de azúcar separado

Como ya se ha mencionado, las cantidades de azúcar R1 y A centrifugadas se evacúan en un tornillo sin fin común y, mediante otros tornillos sin fin transportadores, se dirigen a dos secadores de tambor, que funcionan como combinación de secador y enfriador. Debido al diseño de este equipamiento pudo renunciarse desde un principio a un enfriador de azúcar separado.

Gracias al encargo conjunto de las centrífugas y del secador/enfriador pudimos proporcionar un rendimiento del sistema muy ventajoso a Nordic Sugar en lo que respecta a la mezcla de azúcar R1/A. En el marco de esta responsabilidad conjunta, pudieron garantizarse tanto la humedad residual como la temperatura al final de proceso de secado necesarias para el almacenamiento en el silo partiendo de parámetros de masa cocida predeterminados. 

Henning Griebel