Entrevista con el Dr. Elghayesh, Director Ejecutivo, y el Sr. Wael, Director de Producción de la ASSM(Al Sharkiya Sugar Manufacturing S.A.E.)

Señores, ¿toman su té con azúcar?

Los señores toman una o dos cucharaditas de azúcar.

 

¿Le puedo pedir que se presenten?

Dr. Elghayesh: Llevo trabajando en la industria azucarera desde 1991. Empecé mi trayectoria profesional en Delta Sugar, luego pasé a Savola Group y ahora estoy trabajando para ASSM. He ocupado muchos cargos diferentes y hoy tengo una función directiva. Soy el director gerente responsable de la producción, desde la recepción de remolachas hasta el producto final, y además llevo la responsabilidad financiera.

Señor Wael: Trabajo como director de producción. Desde 2015 estoy trabajando en ASSM, donde soy responsable, sobre todo, de las entrevistas técnicas y las negociaciones contractuales con los diferentes proveedores. Previamente fui jefe de producción en Nile Sugar, y antes trabajé en la fábrica azucarera en Al-Fayyum. También acumulé experiencia en el ámbito del azúcar de caña en Sugar & Integrated Industries Co. Trabajo en la industria azucarera desde 1998.

 

Por favor, expliquen la función de BMA en el proyecto.

Ambos señores juntos: BMA fue el contratista principal y suministró la instalación de extracción, la estación de cristalización y la estación de empaquetado. Asimismo, BMA fue responsable de la ingeniería de detalle, incluyendo unas modificaciones en la ingeniería báscia de otra empresa de ingeniería. Además, BMA llevó las entrevistas técnicas con el equipo de ASSM y, naturalmente, supervisó y acompañó la construcción y la puesta en servicio exitosa.

 

¿Es útil para ustedes disponer de una persona de contacto única en BMA que es responsable de las consultas en los ámbitos de ingeniería, proyecto y construcción?

Dr. Elghayesh: Por experiencia propia es bueno tener un único interlocutor responsable. Esto facilita la comunicación y permite mejorar el control del proyecto, desde el borrador hasta el arranque de la instalación.

Señor Wael: Sí, opino lo mismo. Resulta útil si los mismos empleados participan desde el principio y existe una historia común en el proyecto en lo que respecta a los debates técnicos, los acuerdos, etc.

 

¿Están satisfechos del trabajo de los jefes montadores de BMA?

Dr. Elghayesh: Esta pregunta está destinada más bien a mi compañero, porque yo me incorporé más tarde en el proyecto.

Señor Wael: Son muy amables, tienen una amplia experiencia técnica y están acostumbrados a colaborar con los egipcios, especialmente el señor Bartel: o bien resolvió él mismo todos los problemas técnicos o se dirigió enseguida a BMA para buscar una solución. Los jefes montadores son 

muy importantes para la ejecución exitosa de este tipo de proyectos, ya que son responsables de dirigir las empresas constructoras locales que carecen, a menudo, de experiencia en este ámbito.

 

Si aparecían problemas durante la ejecución, ¿recibieron la asistencia que esperaban?

Señor Wael: Naturalmente, siempre puede haber problemas en un proyecto así, pero, por suerte, no surgieron mayores dificultades en este caso. Los empleados técnicos de BMA siempre estaban presentes. Escuchaban atentamente lo que decíamos y aceptaron también nuestras experiencias. Estos puntos los debatimos junto con el equipo de BMA y encontramos soluciones. De esta manera, los empleados de BMA facilitaron el trabajo al equipo de proyecto de ASSM y se hizo, globalmente, un muy buen trabajo.

 

¿Cómo describirían la comunicación entre BMA y Al Nouran?

Señor Wael: Normalmente, siempre se encuentra in situ un interlocutor al que podemos dirigirnos. Sin embargo, si surgen mayores problemas, BMA nos apoya con un equipo en el lugar para encontrar soluciones. La comunicación funciona sin problemas, porque los empleados de BMA colaboran con nosotros y están técnicamente cualificados y experimentados. En comparación con otras empresas considero que la comunicación con BMA es excelente.

 

¿Qué retos se presentan en la operación de una fábrica en Egipto?

Dr. Elghayesh: La disponibilidad de remolacha azucarera y de mano de obra cualificada. Además, no es sencillo utilizar tecnologías modernas, porque a los empleados les gusta trabajar con un equipamiento conocido. La agenda para los proyectos es siempre muy ajustada, por motivos que no corresponden al ámbito técnico.

Señor Wael: Coincido en todos los puntos con mi compañero.

 

¿Cuántas personas trabajan aquí durante la campaña?

Ambos señores juntos: En Egipto no es habitual comunicar estos números al exterior. En comparación con otras fábricas en Egipto tenemos una organización muy ágil, pero, naturalmente, nos encontramos todavía muy lejos del nivel europeo. Nuestras cifras son aprox. un 20 a 30 % inferiores a las de otras fábricas en el sector privado y un 50 % inferiores a las de las plantas que eran anteriormente estatales.

 

¿Estuvieron satisfechos de los equipamientos de BMA en lo que respecta a los resultados tecnológicos en el funcionamiento?

Dr. Elghayesh: Sí; la calidad de los equipamientos de BMA es incuestionable, ya lo sabíamos de proyectos anteriores. Hasta ahora, el equipamiento está funcionando muy bien durante la primera campaña, y parto del supuesto de que seguirá siendo así en los próximos años.

Señor Wael: Me gustaría añadir que, aquí en Egipto, ya conocemos desde 1978 la calidad de los equipamientos de BMA. La nueva torre de extracción, por cierto, la primera del mundo con este diámetro, ha proporcionado muy buenos resultados en la primera campaña, y en la inspección posterior a la campaña no se han detectado daños mecánicos.

 

¿Están satisfechos de la ejecución de la puesta en servicio por parte del equipo de BMA?

Señor Wael: Sí. Los empleados de BMA son cualificados y tienen mucha experiencia. Se muestran abiertos a las propuestas y experiencias del equipo de ASSM, y la buena colaboración entre los dos equipos permitió arrancar y poner en marcha las instalaciones sin problemas y con un gran éxito.

 

¿La presencia del representante de BMA en el lugar les beneficia en su trabajo?

Ambos señores juntos: Efectivamente; resulta muy útil disponer de un representante aquí en Egipto. Tenemos la misma mentalidad y hablamos el mismo idioma. Esto mejora a menudo la comunicación entre todos los implicados.

 

¿Se les ocurren unos puntos o ámbitos donde BMA podría mejorar según su opinión? ¿Pueden citar algún ejemplo?

Señor Wael: Desde el punto de vista técnico siempre hay potencial para la optimización. Pero en lo que respecta a la reducción del consumo de vapor o el aumento al máximo del rendimiento de azúcar, la misma BMA está trabajando continuamente en mejorar. La tecnología es muy buena, y estoy convencido de que BMA estará abierta a hablar de otros estudios, también con vistas a un aumento futuro de la eficiencia de la fábrica. BMA será un socio estratégico para ASSM.

 

Muchas gracias por su tiempo para esta entrevista, que nos ayuda a ofrecer a nuestros lectores una idea de lo que es este gran proyecto. Esperamos con interés seguir colaborando con ustedes en el futuro.

Michael Oehlmann
Interview partner, Michael Oehlmann from BMA