SMAG y BMA se fusionan

La junta directiva y los socios de Salzgitter Maschinenbau AG (SMAG) y BMA Braunschweigische Maschinenbauanstalt AG (BMA) han firmado un contrato para fusionar las dos empresas. De manera que, en la región situada entre Harz y Heide, se va a crear un grupo empresarial potente con una marcada proyección internacional y una cartera de productos que se complementa de manera excelente en el sector de la construcción de máquinas e instalaciones.

Los propietarios de BMA AG, la familia Mayer, y los accionistas de SMAG han firmado un contrato para fusionar sus actividades de construcción de maquinaria e instalaciones en todo el mundo. El objetivo desde el principio era establecer una cartera de productos más amplia y estable para el nuevo grupo empresarial creado. Las actividades comerciales van a seguir expandiéndose en todas las áreas mediante el uso de los accesos al mercado complementarios y las plantas de producción locales. Con la fusión de ambas empresas medianas se formará un grupo de construcción de máquinas e instalaciones con una facturación de alrededor de 300 millones de euros y 2000 empleados distribuidos actualmente en 27 sucursales repartidas por todo el mundo.

La unión de las dos empresas también tiene en cuenta el deseo de Dr. Rolf Mayer de retirarse del negocio operativo próximamente y de proporcionarle a BMA unas perspectivas de futuro sostenibles tras su retirada de la Junta Directiva. SMAG y BMA encajan a la perfección por su orientación estratégica y su cultura empresarial. Ambas empresas comparten una dilatada trayectoria en el sector de la construcción de máquinas e instalaciones para diferentes sectores, así como una actividad comercial a escala mundial. La dirección de ambas empresas ha estado trabajando conjuntamente desde hace mucho, hasta el punto de que Sebastian Brandes, presidente de la Junta Directiva de SMAG, es miembro del Consejo de Control de BMA AG desde hace años.

Dr. Rolf Mayer: «Con la fusión se llevará a cabo una solución equitativa: consolidada a nivel regional y activa a nivel global». Sebastian Brandes: «Mediante esta unión con BMA complementamos nuestra empresa con una empresa de éxito que cuenta con 160 años de experiencia en la industria azucarera y fortalecemos nuestra base de negocios común. BMA aporta una competencia notable para la investigación y desarrollo, así como accesos al mercado en Rusia, África, América del Norte y del Sur en los nuevos grupos empresariales. Así podremos enfrentarnos a los retos en nuestros mercados de manera reforzada».

SMAG posee ahora la mayoría de las participaciones del Grupo BMA. Del mismo modo, la familia Mayer se convierte en una importante accionista de referencia al adquirir participaciones de SMAG. BMA, con una marca y dirección independientes, se convertirá en el nuevo sector de negocio «ingeniería de procesos» del Grupo SMAG. SMAG también gestiona lo sectores de dispositivos elevadores y construcción de maquinaria especial.