Sin concesiones

No lo hubiera pensado de nosotros, ¿verdad?

Un compromiso es una solución aceptada por todas las personas implicadas a la que se llega con concesiones mutuas. Sin embargo, nosotros exigimos el máximo a nuestros productos, a nosotros mismos y a nuestra organización en todo el mundo y lo hacemos sin concesiones. 

De esta forma, no solo perfeccionamos nuestra cartera de productos constantemente, sino que mejoramos sin cesar nuestros propios procesos organizativos. «La centrífuga correcta para cada necesidad», este es el lema que suscribimos y por el que destacamos. En nuestra completa gama de opciones encontrará siempre la ejecución de centrífuga ideal. Y, si sus exigencias fueran más allá, nuestros expertos estarán encantados de desarrollar con usted una solución personalizada. 
Además, la calidad comprobada de BMA se mantiene siempre en primer lugar. Por ejemplo, no solo sometemos el 100 % de las canastas para centrífugas discontinuas a una prueba de esfuerzo en nuestro banco de pruebas único, sino que también realizamos un ensayo de aceptación de fábrica (FAT) completo en todas las centrífugas antes de suministrarlas.
Naturalmente, para completar el paquete también se beneficiará de nuestros conocimientos técnicos sobre procesos. BMA es conocida ya desde hace más de 160 años como un socio competente para encontrar soluciones en la industria azucarera y, por supuesto, nuestros tecnólogos están completamente inmersos en el desarrollo de centrífugas. 

Para nosotros es importante

  • cumplir las más altas exigencias de calidad
  • la configuración individual
  • cumplir las diferentes exigencias regionales
  • convencer con la relación precio-­rendimiento
  • los tiempos de suministro ­atractivos
  • la presencia internacional

Sin concesiones: la eficiencia de las centrífugas en el punto de mira

Conseguir el mayor rendimiento posible con el menor costo es una definición de eficiencia que también se aplica a las centrífugas. En concreto para BMA esto supone una relación óptima entre, por una parte, el caudal y la disponibilidad y, por la otra, los costos de inversión y mantenimiento, así como la demanda de piezas de repuesto.
La idea de eficiencia ocupa el primer lugar en cada desarrollo de producto de BMA. Y también la hemos aplicado con éxito en nuestro último modelo de centrífuga K3080: 
Esta centrífuga continua, que puede adquirirse desde 2017, es compacta, pero ofrece un elevado caudal proporcional. Además, puede configurarse individualmente y, así, adaptarse a la perfección a las necesidades de su proceso sin importar si lo primero es el caudal, la calidad del azúcar o la calidad de la miel. 
Y no solo es la máquina ideal para pequeños ingenios y refinerías o el complemento para estaciones de centrífugas ya existentes con su estupenda relación precio-rendimiento, puesto que, como es natural, tampoco hemos hecho ninguna concesión en cuanto a la calidad. 
También ofrecemos aquí el servicio como en el caso de las «grandes», no importa si se trata de la configuración, la puesta en marcha por parte de expertos o el mantenimiento. 

Sin concesiones: transferencia de ­conocimientos técnicos en todo el grupo empresarial

Nosotros sabemos lo que le mueve. Y eso es algo que se comparte dentro de toda la organización de BMA, no solo en el ámbito interno, sino con nuestros agentes en todo el mundo. Después de todo, los conocimientos técnicos son el mejor fundamento para una solución óptima y personalizada. Por ese motivo hemos consolidado un programa de formación, especialmente para nuevos socios, con el fin de conseguir una mejor comprensión de las soluciones de BMA frente a los retos del proceso de la producción de azúcar. 
Buen ejemplo de ello es la formación intensiva de finales de 2017 en Bangkok. En el Sudeste Asiático hay un boom ­dentro de la industria azucarera. Hay muchos nuevos proyectos por delante: tanto proyectos completamente nuevos como ampliaciones de ingenios o refinerías de azúcar existentes. Con Rieckermann (Tailandia) Co., Ltd. contamos con otro socio competente a bordo en la región desde 2017. Esto nos permite trabajar codo con codo también con nuestros clientes en Tailandia tanto en la creación del concepto como en la puesta en práctica de su proyecto. Naturalmente, esto no es posible sin la transferencia de los correspondientes conocimientos especializados de nuestra también especial industria. Durante el transcurso de la formación ofrecimos a los nuevos compañeros de Rieckermann un panorama general de las soluciones de BMA para la industria azucarera. Incidimos especialmente en las ventajas de nuestras centrífugas: alta eficiencia, bajos costos durante el ciclo de vida y múltiples posibilidades de configuración individual de la amplia cartera de productos de BMA.
También aprovechamos la oportunidad para continuar formando a nuestro gerente de ventas en BMA China.
Este seminario no fue el último de su clase, sino, más bien, el inicio de una larga serie de cursos de formación intensiva. Pero no solo los «principiantes» aprovecharon este seminario, el mayor beneficio lo obtiene usted, nuestro cliente, con la disponibilidad regional de la calidad (de asesoramiento) comprobada de BMA.

Sin concesiones: desarrollo continuo de la organización

Todo lo que exigimos a nuestras máquinas nos lo exigimos a nosotros mismos. ­Comprobamos regularmente nuestras estructuras y procesos respecto a ­posibles mejoras. 
Por ejemplo, en el último año hemos sometido a examen más de cerca el montaje final de nuestras centrífugas. A pesar de que la fabricación de los componentes tiene lugar en máquinas de precisión muy modernas y automáticas, la mayor parte del montaje final sigue realizándose de forma manual.
Hemos examinado los procesos de trabajo del montaje final mediante procedimientos de análisis adecuados hasta el más ínfimo detalle y, después, los hemos estructurado de nuevo. Gracias a esta estructuración hemos facilitado la planificación y perfeccionado su precisión, pero también hemos obtenido, sobre todo, conocimientos importantes relacionados con un diseño óptimo del lugar de trabajo. Sobre la base de los resultados de este análisis, los lugares de trabajo se diseñan de nuevo teniendo en cuenta los aspectos ergonómicos y organizativos. El objetivo primordial es identificar eventuales factores perturbadores o pérdidas de tiempo y minimizarlos consecuentemente. Estos supone un beneficio tanto para nuestros empleados gracias a un lugar de trabajo óptimo como para nuestros clientes debido al aumento de eficiencia y calidad. Nosotros entendemos esto como un proceso continuo. Solo con una evolución constante tanto de nuestra empresa como de nuestra tecnología de centrífugas podemos garantizar también en el futuro el cumplimento de las exigencias del ­mercado en constante cambio.
BMA tiene su sede central en Braun­schweig, Alemania. «Hemos tomado conscientemente la decisión de invertir en nuestro centro de fabricación de la sede central de Braunschweig. Estamos convencidos de que, gracias al personal bien formado, la moderna tecnología de fabricación y una evolución constante, podemos ofrecer soluciones de alta calidad personalizadas y competitivas», afirma Uwe Schwanke, CTO de BMA.

Silke Stiegert

Use of cookies

BMA uses cookies to optimize the design of this website and make continuous improvements. By continuing your visit the website, you consent to the use of cookies. Further details can be found in the legal notice.
Your visit to the Website is currently being captured by a Web analysis service in anonymised mode.