• Hasta 120 metros cúbicos de caudal a la hora en la serie DRP
  • Hasta 120 metros cúbicos de caudal a la hora en la serie DRP
  • Hasta 120 metros cúbicos de caudal a la hora en la serie DRP

Para el bienestar de los cristales

La bomba de masa cocida de BMA alcanza un nuevo nivel de desarrollo

En los ingenios se utilizan bombas en muchos puntos: a veces como bomba centrífuga para impulsar ­mezclas de cosetas y jugo, a veces como bomba volumétrica para transportar las mieles. Y también hay bombas de masa cocida. Estas impulsan las suspensiones de cristales, también llamadas masa cocida, por ejemplo, entre la torre de cristalización y la estación de centrífugas o el cristalizador-enfriador.

Las masas cocidas son bastante viscosas y constan de una mezcla de miel madre y cristales de azúcar con un contenido de cristales particularmente elevado. En el caso de masa cocida  A esta recuerda a la miel, donde la proporción de azúcar está cristalizada, en el caso de masa cocida C parece casi asfalto líquido. La nueva serie DRP de bombas de masa cocida de BMA se ha desarrollado especialmente para impulsar este tipo de masas cocidas, así como para sus necesidades.

Estas bombas de masa cocida funcionan según el principio comprobado de una bomba de émbolo giratorio con dispositivo de cierre: el dispositivo de cierre se desliza sobre el émbolo giratorio y separa la bomba de masa cocida en el lado de admisión y de presión. Mediante la rotación del émbolo giratorio, la bomba aspira la masa cocida y la transporta al lado de presión.

Muchas ventajas valiosas

Durante el desarrollo de la serie DRP conseguimos mejorar la forma del émbolo giratorio y del dispositivo de cierre mediante un análisis preciso de los procesos dentro de la bomba de émbolo giratorio. El resultado: un émbolo giratorio con un volumen mucho menor en comparación con su diámetro exterior. Por lo que, en proporción, las cámaras en las que se impulsa la masa cocida resultan muy grandes. Con cada vuelta de la bomba se impulsa mucha masa cocida desde la tubuladura de aspiración a la de presión. Esto abre la puerta a una serie de ventajas muy valiosas.

Cuidado de los cristales

Las favorables proporciones volumétricas de la bomba hacen posible que la masa cocida se impulse ofreciendo un cuidado extraordinario de los cristales. En relación con el volumen, las proporciones de las ranuras son tan mínimas y tan pequeñas en comparación con las dimensiones que no se tritura casi ningún cristal. Beneficio importante del gran volumen de la cámara: si se sueltan fragmentos más grandes de azúcar en los cristalizadores previos, por ejemplo, durante las limpiezas, estos penetran fácilmente en la bomba donde se trituran igualmente y se continúan impulsando. Esto no solo impide que se bloquee la tubería de aspiración, también se reduce la probabilidad de que cuerpos extraños bloqueen la bomba.

Durabilidad de la bomba

En la serie DRP, BMA apuesta siempre por el uso de dos cámaras por bomba. Ya que ambas cámaras se retroalimentan con un desfase de 90 grados, se produce un flujo de materia sorprendentemente uniforme y, por lo tanto, el esfuerzo y desgaste de la bomba de masa cocida y de las tuberías conectadas se mantienen a un nivel bajo. También el hecho de que la bomba gire lentamente favorece la durabilidad de los componentes. La serie destaca por su sólida forma constructiva que permite poner en funcionamiento la bomba estando llena también después de un tiempo de parada prolongado.

Mantenimiento más sencillo

Si se retira la cubierta, no solo se llega a los émbolos giratorios y los dispositivos de cierre, sino también a los cojinetes de deslizamiento del interior. Desde el exterior se puede acceder fácilmente a los sellados del eje. La serie también destaca en cuanto al almacenamiento de las piezas de desgaste, ya que se utilizan las mismas piezas para varios tamaños, lo que supone una gran ventaja logística.

Cinco tamaños diferentes

Gracias a sus cinco tamaños, la serie DRP puede impulsar volúmenes de 2 a 120 metros cúbicos por hora. Hay disponibles dos etapas de presión de cinco a diez bares. Para integrar la bomba en el lugar previsto se puede escoger entre dos posiciones de eje (derecha e izquierda). 

El ángulo entre la tubuladura de aspiración y la de presión es de 90 grados. Entre la horizontal y la tubuladura de aspiración pueden configurarse tres posiciones de la tubuladura: 0, 45 y 90 grados. Cambiar posteriormente la posición de la tubuladura no es ningún problema. Después de aflojar la unión roscada de la base de la bomba, esta puede inclinarse fácilmente.

A partir de mediados de este año ­estarán disponibles las bombas de los tamaños DRP10, DRP25, DRP45, DRP75 y DRP120.

Folker Aljets

Use of cookies

BMA uses cookies to optimize the design of this website and make continuous improvements. By continuing your visit the website, you consent to the use of cookies. Further details can be found in the legal notice.
Your visit to the Website is currently being captured by a Web analysis service in anonymised mode.