Agrosnabsakhar, la gran sorpresa

Conozca cómo un proyecto que parecía imposible se convirtió en una tarea difícil

En los primeros contactos con la fábrica de azúcar Agrosnabsakhar nadie en BMA podía prever cómo evolucionaría esta cooperación.

El nuevo cliente

Al igual que con muchos de nuestros clientes, el primer contacto con la fábrica de azúcar Agrosnabsakhar en Yeléts, Rusia, se inició con una petición para la entrega de nuevas centrífugas. Eso fue en el año 2010. Después de la exitosa puesta en marcha de cuatro centrífugas discontinuas B1300 y de dos centrífugas continuas K2300 en el año 2011, no fue hasta dos años más tarde, en agosto de 2013, que BMA recibió las siguientes peticiones de varios equipos.

La planta en Yeléts forma parte de una serie de fábricas que fueron construidas en la década de los 60 por empresas alemanas (en este caso, por la empresa Buckau) en la antigua Unión Soviética. Es una de las pocas empresas en Europa que no dispone de una producción propia de energía para electricidad y vapor, sino que obtiene tanto la energía eléctrica como la térmica en forma de vapor de una central energética municipal. Normalmente una fábrica de azúcar con estas condiciones tiene pocas posibilidades de supervivencia frente a la fuerte competencia.

Sin embargo, nos dimos cuenta rápidamente de que estábamos equivocados: en 2006 un holding agrícola, que forma parte de una de las 50 empresas más grandes de Rusia en este sector, adquirió la fábrica. La ambición y la habilidad para los negocios de los inversores es algo que no habíamos previsto.

Con mucha ambición de cara al futuro

Durante una de las siguientes visitas, se informó a los empleados de BMA de que se encargó tanto la instalación para la producción de vapor como la turbina necesaria. Se pudo empezar con la reconstrucción y ampliación de las instalaciones para el proceso principal. El objetivo consiste en alcanzar un procesamiento de remolachas de entre 8.000 y 10.000 toneladas diarias (actualmente aprox. 5.000 t/d).

A finales de 2013 y principios de 2014 se solicitaron, ofertaron y negociaron objetos importantes como la instalación de difusión, equipos para la estación de evaporación y suministros y servicios para la estación de fabricación. Además, BMA Rusia participó plenamente en todas las actividades.

En marzo de 2014 se encargaron otras dos centrífugas K3300 para la estación de producto B y un mezclador de melaza y masa cocida para el producto C. Y en mayo de 2014 se firmó el contrato para el suministro de una instalación de difusión con una capacidad de procesamiento de 8.000 t/d de remolacha (macerador de cosetas en contracorriente Ø 6,0 m x 8,0 m, torre de difusión Ø 8,9 m x 22,63 m).

Dado que la minimización de los costes de inversión era un factor decisivo para los inversores, se acordó una producción local para los componentes individuales de la instalación. Como planta de producción se ha previsto de nuevo, después de varios años de buena cooperación, la fábrica Komsomolez en Tambov. Debido al considerable volumen de inversión por parte del cliente, no se prevé la puesta en marcha de la instalación de difusión hasta 2016.

A finales de julio de 2014 se fi rmó otro contrato para el suministro de tres evaporadores de película descendente completos (2 x 3.000 m², 1 x 4.000 m²) con su puesta en marcha prevista para el 2015. Cabe destacar que en este proyecto, a pesar de los intensos esfuerzos, no se encontró ningún fabricante local que pudiese ofrecer partes del evaporador a buen precio y en la fecha prevista aparte de la fabricación de BMA.

En noviembre de 2014, después de una decisión a corto plazo por parte de los inversores, se encargó una instalación de secado completa adicional para azúcar blanco (rendimiento 65 t/h) basándose en un tambor combinado de secado y enfriamiento de azúcar (Ø 4,0 m x 13,0 m) para su puesta en marcha en la zafra de 2015.

Harald Veleta
BMA AG
harald.veleta@bma-de.com