Impulsando la industria del azúcar de remolacha

Las torres de difusión de BMA existen desde hace más de 70 años. Tanto entonces como ahora, las instalaciones procedentes de Brunswick se encuentran entre las más vendidas dentro de la industria internacional del azúcar de remolacha. Son muchos los argumentos que respaldan este hecho.

Las instalaciones de difusión de funcionamiento continuo de BMA «impulsan» la industria del azúcar de remolacha en dos sentidos al mismo tiempo. Con la ayuda de sus paletas de transporte de rotación lenta, estas mueven las pulpas de remolacha en forma de paquete compacto hasta el extremo superior de la torre. Durante este proceso tiene lugar la extracción de las moléculas de azúcar procedentes de las células de remolacha. El resultado: un jugo crudo de alta pureza, elevado contenido de materia seca y, además, a una temperatura más baja. Esto, por otra parte, también supone un impulso para el operador: tanto tecnológicamente como desde el punto de vista del ahorro energético.

El principio de una torre de difusión de BMA tiene una larga tradición. Desarrollada originalmente para la extracción de semillas oleaginosas, en los años 40, la torre se adaptó constructivamente y en cuanto a la técnica de procesos para el procesamiento de pulpas de remolacha. Mientras que las primeras instalaciones se suministraban aún como torres de doble columna, en 1950 apareció la primera torre de una columna, lo que generó una inmensa demanda en el mercado. Poco después, BMA fabricó 28 torres durante un período de 18 meses. La fabricación de entonces necesitaba aproximadamente 8 semanas y se empleaban 90 t de acero y hierro.

Entre tanto han pasado muchas cosas. Las torres de difusión de BMA convencen hoy en día gracias a su más elevada variabilidad de producción (70 – 120 %), la regulación de velocidad más moderna y una tasa de extracción de hasta el 99 %. La torre también se ha introducido en el mundo de internet con la ayuda de los últimos sistemas de automatización y comunicación de datos. Lo que permanece inalterable es el éxito en el mercado. Solo durante los últimos 6 meses, BMA ha recibido pedidos para instalaciones de difusión con una capacidad total de 40.000 toneladas por día. Estas instalaciones de difusión se envían a China, Rusia y Polonia. Hoy en día, las torres de BMA se encuentran en casi todos los países en los que se obtiene azúcar a partir de remolacha.

Más sobre las instalaciones de difusión de BMA